Autor: Karla Rodarte Guevara

Esto significó que los envíos de mercancías fuera del país sumaron tres meses consecutivos con avances, según el Inegi.

El valor de las exportaciones de mercancías fue de 36 mil 634.3 millones de dólares durante febrero, lo que representó un alza de 0.6 por ciento a tasa anual, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicados este viernes.

Lo anterior significó que los envíos de mercancías fuera del país sumaron tres meses consecutivos con avances.

El instituto señaló que dicha cifra se integró por 34 mil 876.5 millones de dólares de exportaciones no petroleras y por mil 757.9 millones de dólares de petroleras para el segundo mes de este año.

Al interior de las exportaciones no petroleras, los envíos de las manufacturas fueron de 32 mil 729.4 millones de dólares o un alza de 3.17 por ciento durante febrero, suma mayor incremento desde agosto de 2019, cuando subió 3.71 por ciento.

De manera desagregada, las exportaciones automotrices subieron 3.38 por ciento, mientras que las no automotrices aumentaron 3.05 por ciento, en su comparación con el mismo periodo del año anterior.

Con cifras ajustadas por estacionalidad, en el segundo mes del año, las exportaciones totales de mercancías bajaron en su variación mensual de 3.32 por ciento, lo cual fue resultado de retrocesos de 1.64 por ciento en las exportaciones no petroleras y de 28.34 por ciento en las petroleras, informó el instituto estadístico.

Por otra parte, las importaciones de mercancías alcanzaron 33 mil 723.8 millones de dólares, lo que se tradujo en un retroceso anual de 3.9 por ciento.

Esa cifra correspondió a un descenso de 3.3 por ciento en las importaciones no petroleras y de 8.7 por ciento en las petroleras.

Las importaciones por tipo de bien intermedio cayeron 3.7 por ciento a tasa anual de manera desagregada, mientras que las de bienes de capital descendieron 11.1 por ciento. Las importaciones de bienes de consumo mostraron un alza anual de 0.4 por ciento.

Con series ajustadas por estacionalidad, las importaciones totales mostraron una caída mensual de 1.92 por ciento, la cual se derivó de reducciones de 0.88 por ciento en las importaciones no petroleras y de 10.67 por ciento en las petroleras.

La balanza comercial de mercancías de México reportó un superávit de 2 mil 911 millones de dólares durante el periodo referido.

Fuente: El Financiero

El presidente señaló que este sector, junto con los migrantes, han ayudado a que la violencia en el país no sea aún mayor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó este viernes que el Gobierno no puede parar la economía de México a raíz del COVID-19 debido a la “herencia” que el neoliberalismo dejó en el país.

“Hay países donde pueden parar la economía porque tienen una economía formal, fuerte. Nosotros como herencia, no quiero usar la palabra también fuerte, como mala herencia, el modelo neoliberal nos dejó a la mitad de la población viviendo sobreviviendo en la economía informal”, afirmó.

López Obrador enfatizó que estas personas “si no trabajan, no comen”.

El mandatario dijo que la economía informal, junto con los migrantes, son las dos “válvulas” que han permitido que la violencia en México no sea mayor.

“Ellos nos ayudaron a que México no fuera un infierno, pero fue la gente, porque el Gobierno canceló las posibilidades, se canceló la movilidad social, lo que había antes de que se podía progresa. Se canceló todo durante el periodo neoliberal”, criticó.

López Obrador reiteró su respeto a las personas de la economía informal pues, afirmó, eligieron dedicarse a esa actividad en lugar de unirse a la delincuencia organizada.

El mandatario enfatizó que por los efectos que la pandemia del COVID-19 en la economía mexicana, el Gobierno centrará sus apoyos en las personas con menos recursos.

“El que tiene, ese se protege. Entonces, ¿cómo le vamos a dar subsidios a los de arriba? Tenemos que proteger a los de abajo“, indicó.

Fuente: El Financiero

La moneda mexicana está presionada frente al dólar, esto después de la baja de calificación soberana y a Pemex por parte de S&P.

El peso cae este viernes frente al dólar, bajo la influencia de los movimientos en la calificación crediticia del soberano y de Petróleos Mexicanos (Pemex) de parte de S&P, que dio a conocer estas decisiones tras el cierre de operaciones el jueves.

A las 9:07 horas, de acuerdo con datos de Bloomberg, la moneda mexicana se deprecia 1.85 por ciento, a 23.36 unidades, esto en el ámbito interbancario.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 23.75, según Citibanamex.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, gana 0.06 por ciento, a los mil 249.12 puntos.

El mínimo de la sesión es de 22.84 unidades a las 17:18 horas del jueves, mientras que el máximo se encuentra en los 23.6128 unidades, a las 7:04 horas de este día.

El repunte de los mercados emergentes en capitales y divisas se frena luego de estos tres días impulsados por una serie de estímulos globales

Por ejemplo, el peso ‘tropieza’ después de que, la agencia calificadora S&P rebajó la calificación de México a ‘BBB’, dos niveles por encima del grado de inversión. Esta acción siguió de forma subsecuente a Pemex.

La agencia mencionó que esperan un impacto pronunciado a la economía mexicana por el COVID-19, así como por menores precios de petróleo a nivel global .

En datos económicos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la balanza comercial resultó con un superávit en febrero, de 2.91 mil millones de dólares.

En el mercado energético, los precios del petróleo caen ya que el colapso del consumo mundial como resultado del brote de coronavirus no presionó a las refinerías y los productores a nivel mundial

El WTI pierde 4.03 por ciento, a los 21.69 dólares por barril. El Brent en Londres cae 4.14 por ciento, a los 25.23 dólares por barril.

En el ámbito global, los inversionistas están atentos a la votación en la Cámara de Representantes, donde se aprobará el paquete de estímulo de 2 billones de dólares y lo enviará a la Casa Blanca para la firma del presidente Donald Trump.

La velocidad vertiginosa de la desaceleración económica significa que los programas destinados a ayudar a las empresas y a los nuevos desempleados deben salir por la puerta en semanas, no en meses.

Las normas que rigen la mayor parte de la ayuda, dirigida tanto a las corporaciones como a los gobiernos estatales y locales, todavía están en progreso. También quedan dudas sobre el llamado de Trump para que el dinero se destine a individuos entregados dentro de dos semanas.

El indicador de confianza de la Universidad de Michigan cayó a los 89 puntos en marzo, desde los 101 puntos del mes pasado. Este es su mayor descenso desde octubre de 2008.

Las expectativas bajaron a los 79.7 puntos. El panorama para la económica estadounidense para el año cambió dramáticamente en marzo, con la mayoría esperando ahora malos tiempos financieros en todo el país, precisó la institución.

Fuente: El Financiero

Kristalina Georgieva, directora del organismo, señaló que esta será tan mala o peor que la experimentada en 2009.

La economía mundial entró en recesión debido a los efectos de la pandemia del COVID-19, dijo este viernes Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Ahora está claro que hemos entrado en una recesión, tan mala o peor que en 2009“, afirmó en una videoconferencia del Comité Monetario y Financiero Internacional.

Georgieva remarcó que el organismo espera un “rebote considerable” de la economía en 2021, “pero solo si logramos contener el coronavirus en todas partes y evitamos que los problemas de liquidez se conviertan en un problema de solvencia”.

Enfatizó que una de las principales preocupaciones del FMI es que exista una “ola” de quiebras y despidos que afecte no solo el avance de la economía, sino la composición misma de las sociedades en todo el mundo.

Georgieva destacó las acciones impulsadas para lidiar con la crisis, como la inyección de 5 billones de dólares a la economía mundial anunciada el jueves por el Grupo de los 20 (G20).

“Para respaldar eso, el FMI lanzó un rastreador de acciones políticas para 186 países con el objetivo de ver quién está haciendo qué. Actualizaremos esta información periódicamente y proporcionaremos análisis específicos de cada país de acuerdo con nuestro mandato de vigilancia”, abundó.

Economías emergentes necesitarán ayudas por 2.5 billones de dólares

El Fondo Monetario Internacional considera que las naciones en desarrollo necesitarán 2.5 billones de dólares para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus.

“A muchas economías emergentes, la reducción de la demanda global afecta sus exportaciones, en el turismo y en la manufactura y en general. Les ha impactado en la salida de capitales por 83 mil millones de dólares, con afectaciones en sus monedas”, dijo la directora del Fondo.

El organismo ha recibido solicitudes de ayuda de 50 países emergentes y 31 países de ingresos medios, detalló Georgieva.

La directiva advirtió que la cifra es una estimación conservadora. “Sabemos que sus propias reservas y recursos internos no serán suficientes”, abundó.

Con información de Bloomberg y Leticia Hernández

Fuente: El Financiero